SKYCLAD + AZRAEL + TALIESYN
Sala Q, Sevilla, Sevilla, 24-Mayo-2008

 
     
 

Introducción

Cita histórica la que teníamos con Skyclad por tierras sevillanas, sin duda una ocasión irrepetible. La amenaza de que el grupo británico no llegara a tiempo se comentaba por los alrededores de la sala, pero pronto se confirmó que sólo había sido un retraso en su vuelo y llegarían a tiempo.

TALIESYN

Los locales Taliesyn comenzaron con la gente aun entrando en la sala. Con su peculiar estilo que mezcla, rock sinfónico, metal y tintes aflamencados sobre todo en la voz arrancaron con “Liberación” e “Hijos del lobo”.

El intentar abarcar tantos palos sin duda es algo que la gente no encaja muy bien ya que había cierta frialdad. Menos mal que la versión del “Sweet child of mine” levantó algo a los allí presentes, buen concierto pero un estilo algo por depurar aun.

AZRAEL

Llegaba el turno de una banda espectacular sobre las tablas, Azrael. Con gran expectación recibimos “Nada que temer” autentico temazo de su mítico “Dimensión IV”, enorme manera de comenzar.

Algunas de las nuevas composiciones de su último trabajo “Libre” fueron “El Fugitivo”, “Acción” ó la propia “Libre” pero sin duda el punto fuerte estuvo en temas como “Mafia”, “Sentencia”, un espectacular “Sacrificio” y el increíble final con “Tarde ya” coreada por todos.

Espectacular como siempre Miguel con su voz y su presencia en el escenario, y que decir de uno de los mejores guitarristas nacionales como lo es Mario. Si tenéis oportunidad de verles no lo dudéis, seguro que no os decepcionan.

SKYCLAD

Tras media hora de espera llegaba el turno de los míticos Skyclad, ahora con Kevin Ridley a las voces. Y la fiesta que allí se montó fue difícil de describir. Para empezar la media de edad del público aumentó, ya que son muchos los años que la gente lleva siguiendo a los creadores del folk metal.

“A great blow...”, “Antibody politic” y la nueva “Mr Malaprope” fueron las encargadas de abrir. La banda recién llegada a Sevilla no paraba de moverse por todo el escenario, en especial su violinista Georgina.

Un punto álgido en mitad de su actuación fue el tema “Another drinking song” una locura, con Kevin derrochando simpatía con el público, siempre con una sonrisa en el rostro.

La gente disfrutaba tema tras tema, y el sonido era bastante bueno, dejándose oír el violín con bastante nitidez.

“Spinning Jenny”, “Bury me” y “Penny dreadful” marcaron la retirada momentánea del grupo, sólo para descansar unos instantes, para volver con “Thinking allowed” y cerrar con la mítica “Emerald”. Para los nostálgicos muchos temas quedaron, pero el sabor que la gente se llevó de esta noche fue inmejorable, sin duda un día histórico para muchos.

Puntuación Taliesyn: 60/100

Puntuación Azrael: 85/100

Puntuación Skyclad: 90/100

Realización y fotos: Álvaro Montalbo

 
     
 
Leer más crónicas