VIII SEVILLA METAL

Ira Regia + Hybernia + Arkania + Malkeda + Niobeth

Sala Q, Sevilla, Sevilla, 17-Noviembre-2007

 
     
 

Introducción

Hay momentos en la vida en los cuales, nos sentimos muy felices y contentos, esos momentos no tienen porque suceder en nuestro entorno más cercano, sino se pueden dar a miles de kilómetros. Uno de ellos me ocurrió a mí en Sevilla; os preguntaréis que hace un canario en un festival en Sevilla, pues muy fácil os pongo en antecedentes.

Como todos sabéis, en la redacción de esta web, tenemos a una guapísima corresponsal en Andalucía, a la cual me une no sólo una relación profesional sino que en los últimos meses nuestra amistad se ha fortalecido mucho y bueno somos unos grandes amigos y para esta ocasión se dieron los condicionantes idóneos para ir a conocerla porque además de verla a ella iba a poder a ver a dos grandes bandas de amigos y hermanos; por un lado los albaceteños Niobeth con los cuales últimamente he hecho grandes migas y tenia muchas ganas de verles, y por otro lado los hermanos de Arkania; que aunque ya los había visto en directo, no después del lanzamiento de su primer trabajo.

Así que cogí un avión y me plante en la capital hispalense, vuelo pesado como todos pero muy tranquilo; llegué sobre las tres de la tarde con el tiempo justo para coger un taxi hasta una estación de buses donde me encontré con Vanessa, luego comimos algo y de allí directamente a la sala Q donde ya nos esperaban los chicos de Arkania, un gran re-encuentro con todos ellos. Una vez allí pues saludos a toda la gente de la sala Q, Kubero (técnico de sonido y vocalista de Perversión) y a Juanma (dueño de la sala). Os voy a comentar ahora las actuaciones de las bandas que es lo que más importa y no mis fantásticas vivencias personales.

NIOBETH

A pesar de lo comentado anteriormente del cariño que le tengo a esta banda voy a ser lo mas justo e imparcial posible en cuanto a lo que pude observar de ellos.

Me pareció una banda muy profesional, que cuida con todo detalle su imagen, y sobre todo con una puesta en escena muy brutal. Los chicos se lo curraron sobre las tablas de buenas maneras, no dejaron ni un solo instante de animarnos en una tarde-noche muy fría, sobre todo su vocalista Itea Benedicto que tiene una voz magistral, se recorría todo el escenario a medida que iban cayendo los temas y moviendo cuando los temas los requerían su larga melena, así como de presentar los temas y de animar al personal; buenos movimientos para ella y también mucha pasión y entrega en toda su actuación.

En un primer bloque descargaron temas como "Dance of tragedy", "My desire" y "The shining harmony of universe" donde dejaron constancia de lo buenos que son tanto sobre un escenario como de su nivel compositivo.También su guitarrista apunta buenas maneras, Jesús Díez también se lo trabajó con su mástil de seis cuerdas dándolo todo sobre las tablas; en un nuevo bloque dejaron lo mejor de ellos cuando ya habían cogido el ritmo a su actuación fue cuando realmente explosionaron y cuando demostraron el enorme futuro que les aguarda a la banda; ese bloque lo formaron los temas: "Musician's soul", "Last embrace" y "Full moon".

A la base principal de la formación tenemos que añadirle a la batería, Alberto Trigueros, un chaval que tiene un gran futuro por lo que pude ver, y no me puedo olvidar del teclista y violinista, Santi, todo un portento y que toca al mismo tiempo ambos instrumentos me que dé muy flipado con el; les acompañó para esta ocasión al bajo Javier, que no es miembro permanente de la banda pero que para nada estaría mal que estuviera en ella porque realmente tiene muy buenas tablas el hombre.

En la recta final pues dejaron unos soberbios temas, "Rhyme for my gone beloved" y versión "She is my sin" (Nightwish) que la bordaron y la ejecutaron como los propios finlandeses.

Temas mezcla del metal atmosférico con pinceladas power, que personalmente disfrute mucho, banda totalmente recomendada para verla, no aburren para nada en absoluto y se ganaron el respeto de todos los presentes y para abrir el festival lo hicieron más que meritoriamente.

MALKEDA

Tras los albaceteños, sin duda la gran sorpresa de la noche, por lo que pude ver y por lo que se comentaba tras su descarga, llegados desde tierras gallegas, los Malkeda a la chita callando se metieron al publico en el bolsillo desde el primer momento, junto con los Arkania fueron los que gozaron de mayor presencia de público.

Su descarga fue realmente brutal, todos y cada uno de los integrantes de la formación gallega no dejaron de moverse ni un sólo segundo; al frente de la formación ese pequeño pero rompedor vocalista Checho Vázquez que agito a la masa junto a el Guillermo "Guille" Lavía que vaya maneras brutales de darle a su guitarra y de botar y de hacer circulos sobre la misma, es genial este hombre;

también Juanele Corbal con su bajo no dejo de saltar y de poner poses agresivas y brutales, al fondo en la batería aporreándola sin cesar David Torres; no me puedo olvidar del otro guitarrista Isidro Otero que también hizo que me quedara alucinado con la fuerza que explosiona sobre al banda.

Repasaron casi todos los temas de su último trabajo, entre ellos "Bastardo", él sublime "Eterna condena" para mí el mejor interpretado de la noche, "Moco" ó con el que cerraron una actuación magistral "Malkeda".

Gozaron de un gran sonido, la respuesta del publico fue inmediata, es una banda que lo dio todo sobre las tablas, tienen una pegada brutal, no aburren en absoluto ni un instante, son unos grandes profesionales, y los temas los ejecutaron a la perfección, inclusive la gente les pidió unos bises que no pudieron ser porque el festival iba con mucho retraso debido a lo excesivo de la duración de la prueba de sonido.

No hay mucho más que contar de ellos, una actuación magistral de principio a fin, muy intensa y con mucho poder, una banda muy segura de lo que hace y muy vistosa sobre un escenario, deseando estoy de verla otra vez.

ARKANIA

Lo de los madrileños no sé sí pasará a la historia del metal en este país, pero la verdad que desde la última vez que los había visto la formación a ganado muchos enteros, se nota ya que es una banda con peso en la escena estatal.

No contaron con el mejor sonido de la noche, pero su entrega y puesta en escena hicieron que me olvidara de dicho aspecto musical. Al igual que Malkeda desde el primer momento se llevaron el gato al agua y consiguieron las mejores y mayores ovaciones de toda la velada.

Tanto Godo (guitarrista) como Ángel (vocalista) demostraron que son los que llevan el peso de toda la formación, siempre acompañados por su magnifico violinista Miki; no es por echarles méritos a unos mas y a otros menos pero creo que fueron los que esa noche a mi juicio mas se lo trabajaron.

Importante también el gran esfuerzo realizado por Barny a los teclados y de José (bajista) y de Ayala (batería) que como he dicho se dejaron la piel, pero el resto de compañeros personalmente creo que fueron esta vez un poco mejores en movimientos y puesta en escena. (¡Espero que no os enfadéis por ello!)

Ángel esa voz conductora de los temas se paseo por todo el escenario, animo a todos nosotros, siempre con sus poses características y con esa atracción que siempre despierta en cada una de sus actuaciones; por su parte Godo es un hacha a las seis cuerdas, inclusive terminó en uno de los temas arrodillado en el suelo; Barny como siempre no dejo de mover su cabellera al tiempo que le daba a su teclado; lo del Miki fue para ponerlo aparte ¡Joder este tío es un maestro, como decían por allí... que arte tienes picha! José en su actuación no sé porque me recordó mucho a Malcom Young, con lo cual ya todo queda dicho, genial el hombre; para el final Ayala que demostró lo buen batería que es.

Fueron muchos los temas que tocaron, entre ellos "Alto y claro" ¡gracias por la dedicatoria!, él bailable "Cuentacuentos" puso aun más el ritmo entre los asistentes, "Corazón de juglar" y sobre todo un espectacular "Magia blanca" donde un figurante, el bueno de Vicente realizo una performance magnífica; también callo un potente y atronador "Hijo del trueno" y sobre todo su himno "Irrompible" y como gran remate versión al estilo "arkania" de mítico tema de los barones "Resistiré"; Arkania en Sevilla demostraron el porqué de estar en un sello como Avispa y porque es un producto para el futuro dentro del metal español, pasearon su espíritu irrompible, llegaron, tocaron, disfrutaron, convencieron y gustaron.

HYBERNIA

De potente y directo se pude describir la actuación de la primera de las dos bandas sevillanas que esa noche descargaría en la sala Q de Sevilla.

Una gran puesta en escena, con mucha contundencia, fuerza y rabia para la formación sevillana; desde los primeros compases fueron a por ganarse al publico, cosa que rápidamente consiguieron, y eso que a esas horas ya de la noche la afluencia de publico había disminuido, tengamos presentes que en la localidad de Dos Hermanas había otro festival.

Fue el grupo que mejor sonido tuvo en mi opinión, una formación que mientras iban cayendo los temas, "Eternidad", "Agonía", "En busca de la razón" se iba cada vez consolidando en el escenario, por un lado sus guitarras José Luis Núñez y Alex Núñez haciendo maravillas con sus poses, su entrega, moviéndose por el escenario;

por otro lado su bajista David González tampoco desencajó en absoluto en la fiesta que tenían sobre las tablas y que nos hacían transmitir, un gran feeling, me sentí muy a gusto con ellos tanto que estuve en las primeras filas moviendo la cabeza y observándoles.

Continuaba la caña con temas como "Anoche", el conocido "Heavy metal" y "Flor de verano" e inclusive temas nuevos como "Flor de verano" ó "Anoche" en los cuales su vocalista Fernando Amo en nada hizo que este que redacta echara de menos a Miguel Carnerio (ahora en Azrael), este hombre tiene una voz muy buena, mezcla de Rob Halford y de Michael Kiske; importante también y con el cual me quede perplejo fue con su teclista Jonathan López, también hizo alguna floritura con su instrumento; su batería David Jiménez aunque normal creo que fue uno del grupo que mas se dejó la piel.

Se marcaron un bis con "Triste final" que para nada lo fue, solo vino a poner la guinda a una actuación bastante notable, lastima de país que no se fijen en bandas como estas, aunque si se lo trabajan yo les aseguro buenos éxitos.

IRA REGIA

Segunda banda local en actuar en el festival bien entrada la madrugada, no gozaron de mucho publico y tampoco de buen sonido, lástima la demora del transcurso del festival.

Su descarga fue de rabia y coraje y se crecieron ante las adversidades anteriormente expuestas, toda la banda sin exceptuar ni uno solo de sus miembros dejaron de estar inamovibles durante toda su descarga, repasaron los temas de su ultimo trabajo "Espejismo y realidad".

Me quedo sobre todo con la gran labor de sus guitarristas Manuel Delgado y José Arincón, los cuales demostraron muy buenas maneras, también muy dinámico y con una buena voz Germán Repetto al frente de la formación que no paró de animar al reducto grupo de personas que quedábamos camino de la madrugada sevillana;

la banda se complemente con su batería Jesús Montoya y con José Luis al bajo los cuales también bordaron los temas en sus respectivos temas.

Personalmente para ser la primera vez que los escuchaba (hasta el momento no había caído nada de ellos en mis manos) y los veía me gustaron mucho, lástima del sonido, con algo de barullo durante su actuación, (decir que durante toda la noche el resto de grupos gozaron de un más que digno sonido, se nota mucho quien estaba en los controles exteriores de sonido, el gran Cubero) pero aun así su descarga fue potente, directa y brutal, se marcaron una versión de Helloween que animó mucho al personal y que sirvió para demostrar a todos los presentes como se las gastaban en un escenario.

En definitiva una banda no muy conocida dentro de la escena del sur de España pero que también recomiendo no sólo que vayan a sus conciertos, más que recomendados sino que degusten de su trabajo "Espejismos y realidad".

Cierre, saludos y quejas

En general un día brutal el que pasé en Sevilla, habrá que repetirlo, en el apartado de saludos y agradecimientos, que nunca pueden faltar, esta vez no son muchos, así que rapidito que me voy a otra cosa; pues los mismos van para: Juanma y Cubero de la sala Q por su gran hospitalidad y el buen trato recibido para realizar tanto mi trabajo como el de mi compañera Vanessa; para todas las bandas que tocaron sin excepción de alguna (especialmente para Guille y Chechu de Malkeda; Godo, Ángel (¡eres mi hermano y mi amigo... lo sabes bien!) y Barny de Arkania; Jóse de Hybernia y Jesús e Itea ¡eres muy maja, y una gran mujer... que portento de voz! de Niobeth), para Daniby (¡tío eres una fiera, gracias por dejarme presentar el festival!), para la guapísima Bárbara (guitarra de Scissor, gracias por el detalle del saludo), para Josema (batería de Darkcrown, por el detalle de acercarte hasta la sala a dejarme el cd y el saludo), a los compañeros de Hell Radio (Marchena, Sevilla) sobre todo a Moisés Rojas y por último saludos muy especiales para Fer (guitarrista de Caronte, Carmona, Sevilla) ¡gracias por llevarme hasta el aeropuerto! Obviamente saludos, besos y abrazos enormes y fuertes para quien fue mi guía y mi sobra todo el día mi corresponsal y desde ahora mi hermana Vanessa "Gata Pesch" Rodríguez, para ella va la crónica y también mi gratitud por sentirme como en mi casa ¡eres un cielo, te quiero mucho hermana mía!

El aspecto negativo de todo este periplo que terminó al día siguiente sobre el mediodía cuando llegué a mi casa lo puso el capullo responsable del aeropuerto de Sevilla que estaba cerrado durante la noche y hasta las cinco de la mañana no pude entrar (¡Joder casi me muero del congelamiento!), luego un gran sueño reparador en los cómodos sillones del aeropuerto (¡aun me duele la espalda!), al despertar desayuno... y quien estaba por allí... parte de la crew de los Malkeda con Chechu al frente... ¡qué risas y que buena gente! ¡Esto si que es un fin de semana aprovechado!

Puntuación Niobeth: 75/100

Puntuación Malkeda: 90/100

Puntuación Arkania: 85/100

Puntuación Hybernia: 85/100

Puntuación Ira Regia: 60/100

Texto y Fotos: Salva Díaz

 
     
 
Leer más crónicas