SCENT OF DEATH + HESTIA
Pub La Cripta, Orense, 17-Noviembre-2007

 
     
 

Introducción

Da gusto ver como dos estilos tan distintos dentro del metal como son el Brutal Death y el Heavy se pueden unir a la hora de ofrecer un espectáculo de música en directo.

Con la típica actitud de “a mi solo me gusta este estilo y rechazo a todos los demás” muchas veces se organizan conciertos en los que la asistencia de publico es ridícula.

Está claro que hay veces en las que tiene que ser así, no quiero decir con esto que se tengan que combinar grupos de estilos diferentes siempre, pero hay que reconocer que en ocasiones y en ciudades pequeñas en las que es casi un milagro presenciar conciertos de los que nos gustan, hay que tener vista, y más cuando son grupos locales los que actúan.

HESTIA

Después de este desbarre, paso a resumir lo que fue esta cita en Orense, con las actuaciones de Hestia y Scent of Death.

Los primeros en salir a escena fueron Hestia, banda orensana de Heavy Metal de corte clásico que tras publicar su primera maqueta, “Inmortal”, están empezando a moverse en directo para presentarla a la mayor cantidad de público posible.

Abrieron con el tema “Inmortal” al que siguió sin respiro “Cazador de almas” ante un público por el que se sintieron arropados durante toda su actuación.

Uno tras otro fueron cayendo los temas de su repertorio: “Beatus ille”, “Orfeo” ó la celebrada “Laberinto”, tema el cual tuvieron que repetir para el bis a petición popular.

Como versiones incluyeron para esta ocasión el “Rebellion” de Grave Digger empatado con “The evil that men do” de Iron Maiden.

SCENT OF DEATH

A continuación, y tras la pertinente prueba de sonido, aparecieron los también orensanos Scent Of Death.

Sin duda esta era una actuación importante para la banda ya que presentaban a Jorge, su nuevo batería, tras un largo tiempo en el que tuvieron que hacer uso de baterías programadas para sus descargas en directo al no encontrar a nadie que se adecuase al perfil buscado para ocupar el puesto tras los timbales.

Y parece que la espera mereció la pena, ya que esta nueva incorporación hace que la banda gane mucho en directo, aportando fuerza y demostrando que el puesto le va al pelo.

“Extreme body modification” fue el tema que abrió el repertorio, seguido de “A thorn in the forehead of god”, ambos de su primer disco completo llamado “Woven in the book of hate”.

Seguidamente interpretaron un tema nuevo llamado “Man kills” que lleva el sello personal de la banda, brutal death oscuro plagado de grandes melodías.

Con la versión “Day of suffering” rindieron tributo a los dioses Morbid Angel, para continuar con temas de cosecha propia.

La recta final de su actuación la encauzaron con una acertadamente escogida versión del “Heartwork” de Carcass, seguida del que para mi gusto es uno de sus mejores temas; “Circles of eternal return”

Para cerrar la actuación eligieron “Woven in the book of hate” como bis reclamado por el público.

Esto fue lo que dio de sí una buena noche de música en vivo de esas que tanta falta hacen en una ciudad como Orense.

Puntuación Hestia: 70/100

Puntuación Scent Of Death: 90/100

Texto y fotos: Álvaro Vaquero

 
     
 
Leer más crónicas