SAUROM
Sala Heineken, Madrid, Madrid, 17-Mayo-2008

 
     
 

Alrededor de 200 personas nos reunimos el sábado 17 con motivo de la presentación de su nuevo trabajo “Once Romances Desde Al-Andalus”

El set list mezcló con mucho acierto temas de toda su discografía. Fueron dos horas y pico de concierto llenas de intensidad, profesionalidad y buen rollo. Los temas de su álbum “Juglar Metal” sonaron frescos, divertidos, desinhibidos y bailables. En cambio en “Once Romances” se puede apreciar que su estilo ha sufrido una evolución, su folk festivo ha adquirido un tinte mucho más metálico como pudimos ver en trallazos de la talla de “Lejos del mar de rosas” ó el “Laberinto de los secretos” en el que el duelo de guitarras consigue que te quedes sin habla. Destacar el carisma y la voz llena de registros y de matices de Miguel Ángel y a José no dejó de corretear y animar por todo el escenario a pesar de tener lesionado un tobillo; lo suyo es hiperactividad en estado puro ¡A este chico el día menos pensado se le desencaja la cadera! Sonaron realmente bien con un claro endurecimiento de las guitarras. Narci y Raúl aunque con una actitud más sobria daban espectáculo a su manera con su pose macarra y la increíble caña que imprimían a sus guitarras.

Alrededor de las nueve el concierto comenzó con el single de su primer álbum “El monte de las Animas” mientras una nube de humo inundaba toda la sala generando esa atmósfera mágica tan característica de los conciertos de Saurom la euforia colectiva se desataba. A continuación “La taberna”con la actuación de un juglar, fiestera y pegadiza donde las haya y en “Dioses eternos” (homenaje a Barón Rojo) que hicieron botar como locos a todos los presentes.

De vuelta al último CD con “El laberinto de los Secretos” en el que una servidora se sintió invadida por droga metal. “Wallada la Omeya” en el que la guapa chica rubia del vídeo se paseo por el escenario, algo que en el video clip queda muy bien, pero que un concierto como este no pegaba mucho.

El sonido de los juglares se hizo sentir de nuevo con “El mendigo” y “La batalla de los cueros de vino”, en la que el protagonismo de Narci y su gaita es indiscutible. La actuación llegó a su punto álgido cuando Miguel anunció “El arquero del rey”, a partir de este momento la actuación se sucedió a un ritmo vertiginoso.

Nuevo bloque de “Once Romances Desde Al- Andalus”, tocaba el turno a dos de sus temas más cañeros que para mí fueron de los mejores de la noche “Un castillo de versos nostálgicos” y “Lejos del mar de rosas”; nos relajamos con “El abismo” y con la dulzura del “Romance de la luna, luna” consiguieron producir una melancólica sonrisa entre los asistentes. Por fin otro de sus clásicos “Sandra” en la que Narci nos demostró la facilidad que tiene para cambiar de un instrumento a otro dentro de una misma canción.

Para el bis se reservaron “Más allá de la tierra prometida”, la reina, la fiesta por antonomasia “Dracum Nocte” en la que salió Isa caracterizada como hada oscura lanzando pompas de jabón y confetti a los asistentes y Manu haciendo malabares, por instante nos sentimos transportados a fiesta medieval en tierras catalanas. Cerraron el concierto con “Historias del juglar II” del “Juglar Metal”. Lástima que de su nuevo álbum no tocaran “Zulema” a mi parecer uno de los cortes más bellos de su nuevo disco.

Durante toda su actuación quedó patente nuevamente que son una banda rebosante de talento y gancho capaces de conseguir que el público salte como un loco y que coree sus canciones desde que suena el primer acorde. Por ultimo dar las gracias a Saurom porque además de ser grandes músicos son unas personas alucinantes portándose increíblemente con este medio.

Puntuación: 85/100

Texto y fotos: Cristina “Jazzcrispi” Jimeno

 
     
 
Leer más crónicas