PIN Y PUNK + TARANGALLO + ZONA DE PERROS
Sala Barracudas, Madrid, Madrid, 11-Enero-2008

 
     
 

¡El punk no ha muerto!

Mucha gente dice que la esencia punk ha muerto. La verdad es que en ocasiones parece que lo único que queda de todo aquello son punks de plastilina únicamente preocupados por subir como la espuma en las listas de ventas y más preocupados por su imagen que por la música. Por suerte en ocasiones un rayo de sol aparece entre las nubes y cuando te sales de los circuitos comerciales descubres gratas sorpresas como la que yo recibí aquella noche del once enero en la sala Barracudas. Puede que las grandes revoluciones y las aventuras solidarias colectivas desaparecieran hace mucho tiempo. Sin embargo como dice el gran Arturo Pérez Reverte “cuando ya no son posibles los héroes solidarios llega la hora de los héroes solitarios. A lo mejor ahora que han muerto los héroes y los dioses con mayúsculas la salvación está en el heroísmo con minúscula. Las armas dependen de cada uno: amigos fieles, una familia a la que amas, un sueño personal, una causa…” En el caso de estas tres grupos de chavales sus armas son su creencia en un mundo mejor y su música como medio para hacernos llegar su mensaje.

ZONA DE PERROS

La fiesta comenzó con ellos. Tan sólo tuvieron media hora para demostrarnos de lo que eran capaces. Personalmente fue suficiente para darme cuenta de que son un grupo muy a tener en cuenta y despertar mi curiosidad y mi interés de acudir a actuaciones futuras.

Realizan un punk rock mezclado con tintes metálicos y hardcore. Su ejecución técnica es impecable. La única pega que les pondría es, la manera en que dispusieron las canciones del set list, escogiendo todas las que considero mejores para el final. Al hacer esto desde mi punto de vista, el principio del concierto resultó un poco monótono y lineal; eso si el final fue apoteósico, la versión de Berri Txarrak es realmente buena, “Dama triste” en la que se conjugan las voces de Miguel y Natxo y que comienza como una balada para después volverse cañera a más no poder, es una de esas canciones que consiguen atraparme desde el primer momento y la instrumental con la concluyeron “Amanezco” está tan magistralmente ejecutada que pone los pelos de punta. Tengo curiosidad por ver como queda si al final deciden ponerle letra.

TARANGALLO

A continuación le vino el turno a Tarangallo. El nombre del grupo es una de esas palabras típicas de pueblo que ha caído en desuso y que supuestamente significa follón ó marabunta de gente. La verdad es que es un nombre que les queda realmente bien, porque la que lían estos cuatro chavales sobre el escenario es alucinante.

Su punk rock ska consigue que sus conciertos se conviertan en una verdadera fiesta, da igual que los asistentes sean muchos o pocos, porque desde el momento en que suena la primera nota, no pararán de bailar y encaramarse al escenario, dando la sensación de estar ante una auténtica marabunta.

Su positivismo y buen rollo sobre el escenario no resta efectividad al carácter reivindicativo de su mensaje así nos lo demostraron con canciones como “Teletoxicómano”, “Para no ver” y “Violencia casera”, versioneando a la Polla nos demostraron que los grandes del punk en España trascienden generaciones. Terminaron su actuación con “Aquí si hay playa” versioó de Refrescos consiguiendo que todos los presentes bailásemos como locos y estallásemos en una sonrisa colectiva.

PIN Y PUNK

Por fin llegó el turno de Pin Y Punk, que venían a presentar su disco “Después De Todo”. Mete en una coctelera las letras reivindicativas y de denuncia critica y la batería acelerada de Miki propias del punk, la velocidad de las guitarras de Niko y Rul y las voces propias del hardcore y los ritmos bailables e instrumentos de viento propios del reggae y el ska y te encontrarás con algo aproximado al sonido de este grupo.

Su descarga comenzó con la canción que da titulo al álbum. A continuación le siguieron la ya mítica de sus conciertos “Le llamaban el Ché” y “Eres tu”(alegato contra el capitalismo más concretamente al imperialismo yankee) en la que sacaron la bandera anti-yankee (boca abajo con la frase “Bush asesino” pintada con la que termina la letra de esta canción). La banderita en cuestión estuvo rondando entre el público durante medio concierto, hasta que un espontáneo la rajó de parte a parte y se la pasó a Gabo (cantante), que se la colgó al cuello al más puro estilo No Fx.

Especialmente emotiva fue la interpretación de “Don pion song” cantada por Niko de la Maldición De Malinche, para homenajear a Don Pion (bajista y autor de la canción) y Miki (batería), puesto que era su último concierto con el grupo. Esta fue coreada por todos los miembros del grupo sin excepción.

A partir de este momento el buen rollito llegó a su punto álgido y ya no paró hasta el final de la actuación. Gabo haciendo volar a Don Pion por los aires, Rul saltando entre el público, Gordo (Trompeta) y Jaimas (Trombón) aprovechando un descanso entre canción y canción del ya adoptado himno de los partidos en honor al alcohol, etc.

La buena relación entre los grupos de la escena local se hace más hace patente puesto que en otra canción, otra componente del grupo la Maldición De Malinche, Manuela salió a interpretar a dúo con Gabo “Con miedo a despertar”, una canción en contra de la violencia de género.

Para concluir estos chicos escogieron un set list inmejorable; a una versión de Gérmenes, le siguieron “Solo le pido a dios” que personalmente es una de mis favoritas y la versión el “Precio del poder” que reinterpretada en acústico y con el añadido de los vientos la convierten en una canción sencillamente genial.

Fue el broche perfecto para una noche mágica en la que la autenticidad y el carisma de estos tres grupos me ayudan a seguir creyendo en la música como lenguaje universal capaz de unir a personas que nadie tienen que ver entre sí más que su amor por esta.

Texto y fotos: Cristina “Jazzcripi” Jimeno

Puntuación Zona De Perros: 70/100

Puntuación Tarangallo: 70/100

Puntuación Pin Y Punk: 80/100

 
     
 
Leer más crónicas