NIGHTWISH + PAIN
Sala La Riviera, Madrid, Madrid, 16-Abril-2008

 
     
 

Introducción

La cola parecía interminable, cuando parecía que había menos fans esperando para entrar en la sala, más llegaban. Los organizadores tuvieron que abrir otra puerta para hacerla más fluida, pero finalmente todo el mundo pareció haber entrado a las 20:30.

PAIN

Los encargados de abrir el escenario fueron los conocidos Pain, quienes animaron a un público impaciente que llevaba horas en la puerta para ver a sus ídolos, y no se quedaron cortos, sus seguidores cantaron todas las canciones con la misma energía que ellos.

Pero todo termina, y tras sus siete temas y unos treinta minutos, era hora de dar paso al grupo estrella.

Para ello, todo un equipo de técnicos cambió rápidamente la batería y comprobaron el correcto funcionamiento del sonido para que nada fallase al salir el grupo estrella de la noche.

NIGHTWISH

Suena la Intro de “Dark Passion Play”, en la batería, sentado, se encuentra Jukka, y vemos entrar a Toumas, al más puro estilo burtoniano, con un Jack Sparrow dirigiendo a modo de sirena en los teclados, y un muñeco gótico a su izquierda Marco nos deslumbra con su larga melena rubia, y seguido de él vemos a Emppu, tan alocado y entregado como siempre. Finalmente, llega ella, Anette, y a quienes pensaban que no daría la talla, les demuestra lo largo de todo el concierto, que tiene mucho que ofrecer a los miles de seguidores del grupo.

Comienzan el concierto con “Bye bye beautiful” tema principal de éste nuevo disco, y dedicado a Tarja, que incluso hemos podido ver en cadenas de música como Los 40 Rock. El público se viene arriba, nadie se queda sin berrear el estribillo al más puro estilo español, inglés por fonética. (¡Qué más da que no sepas la letra, si gritas algo parecido!). Continuaron con el tema “Dark chest of wonders”.

Sorprendieron a sus fans con los temas “Come cover me” y “The siren” temas que adaptaron a la voz de Anette de una forma sorprendente.

Siguen el concierto con temas del nuevo disco como “Amaranth” pero las estrellas de la noche son sin duda “The islander” interpretado con las acústicas y luz verde muy tenue para crear ambiente, y la aparición de Anette cual princesita con corona de plata; y la canción favorita de Thoumas, “The poet and the pendulum”, donde se volcó el público vitoreando su nombre.

Bajaron las luces, y Thoumas comenzó a tocar las primeras notas de “While your lips are still red”, cantando Marco en solitario, quien ha cobrado más protagonismo desde la marcha de Tarja; y por supuesto, acompañado por Jukka a la batería.

Claro está, tocaron “Ever dream”, tema por el que eligieron a Anette de entre el resto de candidatas, sin embargo, el single con el que la presentaron,“Eva”, se echó de menos entre el público, al igual que “Wishmaster” y “Ghost love score”, canción culminante del grupo donde se lucía Tarja.. Y antes del esperado descanso para hacerse de rogar, tocaron la conocida “Nemo”.

A su regreso, pocos minutos después, nos regalaron “7 days to the wolves”, “Dead to the world”, y terminaron con “Wish I had an angel”, canción del disco anterior “Once”, en la que el público se volcó por completo, donde Anette supo desenvolverse sin ningún problema.

Durante todo el concierto se pudo ver mucha complicidad en el grupo, sobre todo por parte de Anette, que se la veía totalmente integrada con sus compañeros y disfrutando mucho.

Puntuación Pain: 60/100

Puntuación Nightwish: 90/100

Texto y fotos: Mar “Rosanera” Reyes

 
     
 
Leer más crónicas