IV METROROCK 2007
Parque Juan Carlos I, Madrid, 23-Junio-2007

Uzzuhaïa + Estirpe + Savia + Enter Shikari + Billy Talent + My Chemical Romance + Bad Religion + The Pinker Tones

 
     
 

Introducción:

El cartel de este año consiguió reunir a miles de jóvenes de muy diversas edades y muy diferentes gustos musicales originando un público muy heterogéneo. A pesar de la gran diversidad existente el ambiente reinante era inmejorable.

The Noise Hour pasó toda la tarde frente al escenario MetroRock Movistar por ser el que más se ajusta a la línea seguida por nuestro webzine; por desgracia nos fue imposible llegar a ver las actuaciones de Uzzhuaïa y Estirpe.

SAVIA

La fuerza de la voz de Carlos Escobedo en directo es impresionante (las tres veces que he podido asistir a sus conciertos ya fuese al frente de Sober ó Savia ha conseguido atraparme desde el primer momento).

Todos los miembros del grupo se compenetran perfectamente sonando todo muy compacto. Se les nota las tablas que les proporciona su larga trayectoria en el mundo de la música. Transmiten energía y sentimiento por los cuatro costados.

El nuevo batería del grupo sale airoso de la dura prueba que supone sustituir Alberto Martín (para mi uno de los mejores que ha tenido nuestro país).

El set list estuvo muy bien elegido combinando éxitos de sus dos discos, la verdad es que a pesar de que tocaron alrededor de una hora a mí me supo a poco y me quedé con ganas de más.

Especialmente emotivo fue el momento en el que dedicó “Inmortal” a su recientemente fallecido compañero Alberto Martín, canción en la que todos los asistentes, en el estribillo, nos unimos en una sola voz para rendirle homenaje.

Cuando tocaron “Arrepentido” de Sober aquellos que rozábamos la veintena y habíamos crecido con dicho grupo estallamos en júbilo y cantamos con todas nuestras fuerzas recordando con emoción lo grandes que fueron, fue todo un detalle por su parte, ya que normalmente a los grupos no les gusta tocar canciones de sus formaciones anteriores, algo por otra parte perfectamente comprensible.

ENTER SHIKARY

Luces discotequeras, sintetizadores, teclados, psicodélia mezclados con riff rockeros y chillidos del cantante originan lo que ellos han denominado post hardcore electrónico.

Gracias a la comunidad virtual del myspace se han convertido en el grupo de moda del momento, cientos de adolescentes enloquecieron con su aparición, la verdad es que presentan una puesta en escena impresionante que merece la pena ver, la que lían en un momento es alucinante, el escenario se convierte en un espectáculo delirante de luz y sonido; se les ve convencidos y disfrutando con lo que hacen, para ellos cada actuación es una alocada fiesta tanto que de repente ves que el batería deja los platos para iniciar un extraño baile y seguidamente descolgarse hasta el suelo por una escalera suspendida del techo u observas como el bajista y el guitarra dejan de tocar para a ritmo de sintetizadores y teclados comenzar a moverse como si de autómatas se tratase.

Pasados los 20 primeros minutos una vez saciada mi curiosidad las canciones comenzaron a resultarme excesivamente largas y repetitivas; no soy una purista y soy participe de la innovación pero hasta cierto punto porque en determinados momentos del show más que en un concierto de rock me daba la sensación de estar en pleno festival de los Monegros; los sintetizadores cobran demasiada importancia en detrimento del resto de los instrumentos y de la voz del cantante. Llamadme convencional y anticuada pero mezclar rock con “bacalao” ya para muchos nos parece demasiado.

Como es de suponer su propuesta se ha convertido en lo máximo en lo que al panorama musical se refiere para las nuevas generaciones.

BILLY TALENT

Quizás el grupo que tenga entre sus adeptos un abanico más amplio en cuanto a edad se refiere sufrieron algunos problemas de sonido al inicio de su actuación (que no consiguió borrarles la sonrisa de su cara) pero una vez resuelto dieron un concierto bastante aceptable.

Casi toda su actuación se basó en su ultimo trabajo, punk pop fresco y bien ejecutado pero a decir verdad se echa de menos su etapa más cañera y cercana al punk rock.

Pasado un rato la voz tremendamente aguda y chillona del cantante llega a resultar cargante, la verdad es que agradece enormemente en los momentos en que deja de forzarla para pasar a un timbre y un tono de voz más natural.

A su favor decir que se lo ‘curran' bastante en el escenario tratando de dar lo mejor de sí mismos. El mejor momento de su actuación fue al final cuando se marcaron tres canciones de su anterior álbum, sobre todo cuando tocaron ese pedazo single que es “Try honesty” que consiguió que me diera una subida brutal de adrenalina.

MY CHEMICAL ROMANCE

Por fin llegó el momento para el que muchos de los más jóvenes merecían estar de cabeza de cartel en lugar de los veteranos Bad Religión, prueba de ello es que al final de su actuación todos los chavalitos se fueron y solo nos quedamos aquellos que nos encontramos entre los 20 y los 30 años My Chemical Romance.

Estos esperaron a que se hiciera de noche para dotar de mayor intimismo a su actuación. Tengo que reconocer que son buenos músicos y que suenan realmente bien pero para mi gusto son excesivamente ‘pastelosos', canciones de amor y desengaño que hicieron suspirar a las jovencitas, sobre todo en lo que se refiere a su segundo disco prácticamente todas las canciones presentan la misma estructura llegando en ocasiones a hacerse pesados.

En aquellos momentos en que se ponían más cañeros interpretando canciones de su disco anterior conseguían enloquecer a los jóvenes ‘emo' y me demostraron que después de todo no son un mal grupo.

BAD RELIGION

Por fin llegó el gran momento que los reporteros del The Noise Hour estábamos esperando era el turno del grupo más grande en activo de punk rock sobre la tierra: Bad Religión, y vaya si lo demostraron.

Su directo es impresionante, contundentes a más no poder, a pesar de sus 20 años de existencia como grupo sigue dejándose la piel como el primer día, todos los miembros del grupo están en una forma excelente, no pararon de moverse ni un solo instante.

El carisma de Greg Griffin es increíble con su sola presencia llena el escenario; empezaron su descarga con “American Jesús” y a partir de ese momento fueron cayendo uno a uno todos los éxitos de su larga trayectoria musical y haciéndonos enloquecer a todos los allí asistentes que no pararon de brincar y corear sus canciones ni un solo momento. Desde el primer momento se notó la química existente entre el publico y el grupo que se sabía todas sus canciones, sonaron colosales a pesar de ser en un festival en un recinto enorme.

Sin duda las mejores canciones fueron: “No control”, “Generator”, “Punk rock song”, “Anesthesia suffer” “21st century digital boy” y la bellísima “Sorrow”.

Sin duda fue una de las noches más mágicas para todos los presentes, el éxtasis musical fue para todos una energía que tardaremos en olvidar; todos acabamos destrozados de tanto cantar y ‘poguear' pero con una enorme sonrisa en el rostro y deseosos de que Bad Religion cumplan lo que dijeron, volver el año que viene.

Fue tal la carnicería que los Bad Religion hicieron en nostros que muchos decidieron irse a casa con el placer de haber vivido una gran día de conciertos y sobre todo de un gran festival, entre ellos los que redactan por eso nos perdimos la buena actuación de los The Pink Tones (¡lo sentimos chicos!).

Para concluir queremos agradecer a todos los que hicieron posible que el festival se desarrollara de una manera envidiable. En especial a los chicos encargados de vigilar el escenario (a los cuales normalmente no se les tiene en cuenta) que sino fuera porque estuvieron continuamente dando de beber agua y mojando al publico más de uno se hubiese deshidratado.

Agradecer una vez mas a toda la organización por su facilidad para realizar nuestra labor, que no es otra que la de informar de tan fantástico festival, en especial para Víctor y Silvia por su trato recibido; el próximo año volveremos a estar presentes, eso iré personalmente (Editorial).

Puntuación Savia: 80/100

Puntuación Enter Shikary: 70/100

Puntuación Billy Talent: 80/100

Puntuación My Chemical Romance: 70/100

Puntuación Bad Religion: 90/100

Puntuación The Pinker Tones: (Sin puntuar)

Texto y fotos: Cristina y Javier Jimeno Bayona

 
     
 
Leer más crónicas