DOWN
Sala Joy Eslava, Madrid, Madrid, 25-Abril-2008

 
     
 

Con un aforo hasta la bandera comenzaron a emerger del humo y de la oscuridad uno a uno todos los componentes del grupo. Alternaron sabiamente canciones de su nuevo álbum “Over The Under” con los anteriores “Down II” y “Nola”. Anselmo inundó el escenario con su inconfundible voz llena de fuerza y sentimiento. Durante toda su actuación todos los miembros del grupo se comportaron de una manera tremendamente cercana con el público acercándose a cada poco a estrechar la mano al personal. La compenetración y complicidad de los componentes de Down quedó más que demostrada durante toda su actuación, funcionando como una máquina perfectamente engrasada. El feeling existente entre el público y el grupo no podía ser mayor cientos de personas coreando sus canciones desde el primer momento.

Comenzaron su actuación con “Hail the leaf”, con su ritmo lento y el crujido de las guitarras de Keenan, se generó una atmósfera intensa y envolvente ideal para sumergirnos en la profundidad del metal y del rock denso y oscuro que nos ofrece el directo de esta gran banda. A partir de ese momento pudimos escuchar joyas como “The path” canción que abre su segundo disco ó “Ghosts along the Mississippi” sin duda es una de las canciones más bellas que he escuchado jamás en directo. Todos los allí presentes nos quedamos en silencio, casi manteniendo la respiración para no emitir ningún ruido ajeno que rompiera la magia del momento. Hubo dos momentos especialmente emotivos uno cuando dedicó “Lysergik funeral procession” al fallecido Dimebag Darrell y otro cuando uno de los asistentes les pasó un pañuelo que Keenan y Anselmo desplegaron en el escenario en el que ponía “Down fills the gap”. Sin duda nos demostraron que Down es un muy digno sucesor del gran grupo Pantera.

En un momento determinado de la actuación Anselmo tuvo que ausentarse para vomitar, pues el pobre estaba enfermo y llevaba aguantando el tipo durante toda la actuación. Sin embargo esto no supuso un corte en la actuación pues el resto de los componentes improvisaron a la perfección haciendo una pequeña jam session con el tema de su segundo disco “Learn from mistake”. Tras la incorporación de Anselmo, continuaron con “Temptation's wings” y “NOD”. Además de ser unos grandísimos músicos demostraron que se lo estaban pasando en grande e hicieron gala de su sentido del humor acompañando al publico con sus instrumentos cuando entre medio de estas dos canciones se puso a corear el ya mítico ¡oe!, ¡oe!, ¡oe!

Para los bises como no podía ser de otra manera escogieron “Stone the crown” ese hit de su gran álbum “Nola”, que te atrapa irremediablemente desde la primera nota; a continuación “Jail” y para concluir sus dos horas de actuación la visceral “Bury me in smoke” en la que la dureza de las guitarras acompaña perfectamente al tremendo dolor y la melancolía que se desprende de esta canción. Mientras interpretaban esos tres últimos temas el mismo humo y la misma atmósfera generada con “Hail the laif “envolvía por completo la sala. Actuaciones como la de aquella noche suponen que entres en otro universo. Es enamorarte de la música de nuevo. Son esa clase de conciertos que debido a su intensidad no se olvidan jamás. Sin duda uno de los mejores directos del año.

Puntuación: 95/100

Texto y fotos: Cristina “Jazzcripi” Jimeno

 
     
 
Leer más crónicas