,
 

DEEP PURPLE
Anfiteatro Del Sambil, Caracas, Distrito Capital, Venezuela, 08-Marzo-2008

 
     
 

Introducción

Nuestro amigo y director de Radio La Mega 99.5 FM de forma desinteresada nos ha facilitado esta crónica más que magnifica del concierto de los Purple en la capital de Venezuela, simplemente agradecer a Luigi D'Angelo su gran labor por la difusión del rock y el Metal en su país una vez más por darme la oportunidad de que The Noise Hour traspase fronteras; ¡muchas gracias, eres el verdadero capo de la comunicación maestro! (Redacción Central: Salva Díaz)

GLORIA Y OCASO DE UNA LEYENDA

Luego de tocar en México, Chile, Ecuador, Perú, Argentina y otros países incluidos en el Latino Tour 2008, Deep Purple cerró su gira el 8 de marzo en el anfiteatro del Sambil, en la ciudad de Caracas, Venezuela. De espectacular y maravillosa calificó parte del público entrevistado la presentación de esta legendaria banda británica. Aunque Ian Gillan no estaba en sus mejores condiciones vocales.

Sin embargo algunas de las personas entrevistadas después del evento como Juan Carlos Gotopo, Roberto Palmitesta, José Musci, de Ariah Records y Paul Guillman coincidieron en calificar en términos muy genéricos esta presentación de Deep Purple en Caracas como espectacular y de carácter histórico entre todos los conciertos llevados a cabo en nuestro país.

Casi cuarenta años después de su fundación en el año 1968 esta legendaria banda británica saldó su deuda con los seguidores del Hard Rock, género que contribuyeron a consolidar junto a Black Sabbath, Steppenwolf, Vanilla Fudge, Uriah Heep, Grand Funk y Led Zeppelín, a principios de los años setenta.

Lamentablemente los organizadores del evento no estuvieron a la altura de las circunstancias con los medios especializados, no sólo de pan vive el hombre, si bien el móvil es hacer dinero igualmente es importante el cultivo de otros valores como la amistad y la sociabilidad en este mundo de buitres y demás aves de rapiña. Y si sabemos, algunos, del legado de esta generación de músicos nacidos casi todos en la década de los cuarenta, legado más allá de lo musical, cuando exponían a través de sus letras los sueños y utopías de una generación, con mucha más razón nos preocupamos por la banalización y comercialización con que los mercaderes y oportunistas de rigor asumen sus roles de pseudos relacionistas públicos y jefaturas de prensa.

Sobre el evento, nada nuevo bajo el sol, una banda totalmente desgastada, sin nada nuevo que aportar y que aún produce dinero viviendo de la aureola de tiempos gloriosos y de grandes éxitos como Picture of Home (72), Into the Fire (70), Strange kind of Woman (71), Mary Long (72) ,Space Truckin (72), Smoke on the Water (72), Highway Star (72) y temas más "nuevecitos" como Perfect Strangers de los 80's y Rapture of the Deep de su producción mas reciente, hace casi tres años. Todo este set list de su actuación en Caracas por supuesto que emocionó a los viejos y nuevos fans que al final del concierto llegaron al éxtasis con las formidables y memorables piezas maestras como Hush (68) y Black Night (70). Aplausos y más aplausos, coros y más coros durante casi todo el concierto ratificaron la identificación público-banda en todo momento.

Cualquier cosa era de esperar de parte de unos músicos e interpretes extraordinarios de la talla de Roger Glover, en el bajo, de Ian Paice en la batería, de Don Airey en los teclados, de Steve Morse en la guitarra y por supuesto de Ian Gillan como vocalista. Todos con sus instrumentos renovados, a excepción de este último que no tuvo más remedio que usar su único instrumento natural, la voz. Solo el exagerado volumen, seguramente a propósito para ocultar el desgaste y la afonía de una de las mejores voces del género sirvió para distraer a las casi 2.500 personas que llenamos el anfiteatro del Sambil del lamentable estado del vocalista (los sesenta y tantos años también pesan), por el exceso de trabajo de las últimas semanas. Memorables vocalizaciones como la recogida en el live Gigs de 1993 y otras más recientes es testimonio inocultable de lo comentado. Es bueno destacar el gesto de algunos fans al entregar a Gillan una bandera nacional con el nombre de Deep Purple bajo las estrellas y un cuadro del Ávila como una muestra de afecto y reconocimiento. Don Airey a su vez retribuyó a los venezolanos la donación entonando los acordes del Alma Llanera, segundo himno nacional de Venezuela, durante el intermedio.

Luego de tocar en México, Perú, Argentina y otros países incluidos en el Latino Tour 2008, Deep Purple cerró su gira el 8 de marzo en el anfiteatro del Sambil, en la ciudad de Caracas, Venezuela. De espectacular calificó parte del público entrevistado la presentación de esta legendaria banda británica.

Sin embargo algunas de las personas entrevistadas después del evento como Roberto Palmitesta, José Musci, de Ariah Records y Paul Guillman coincidieron en calificar en términos muy genéricos esta presentación de Deep Purple en Caracas como espectacular y de carácter histórico entre todos los conciertos llevados a cabo en nuestro país.

Con respecto a la organización del evento, todo fue muy rápido, el acceso, las localidades asignadas previamente, chicos y chicas muy atentos y serviciales, y mucha puntualidad. A la salida cerca de la 11:25 pm vino el verdadero martirio, más de una hora de cola para retirar la cancelación del pago del estacionamiento, había una sola empleada del Centro Comercial cumpliendo esta importante tarea.

Luigi D'Angelo y Paul Gillman

Termino esta nota destacando las ausencias notables de Blackmore y Lord por supuesto, pero las magistrales y fieles interpretaciones de Morse y Airey, mas la genialidad y versatilidad de Glover en el bajo compensaron las deficiencias del cantante, quien con poses algo amaneradas pero con una actitud rockera de lo más natural, que con una ligera franela blanca y totalmente descalzo demostró lo innecesario de la parafernalia fashion y de las posturas falsas ó artificiales para asumir su rol. Pero sobre todo se demostró la fuerza y la voluntad de un género musical que más allá de los años continuará recordando la gran revolución contracultural que en las postrimerías de los años 60's unió al hombre con la naturaleza y a la música con la juventud.

Set List:
01) Pictures of home
02) Things I´ll never said
03) Into the fire
04) Strange kind of woman
05) Rapture of the deep
06) Mary long
07) Kiss and say goodbye
08) Steve Morse's solo (incluyendo little wing, back in black, sweet home Alabama y sweet child of mine)
09) Well dressed guitar
10) The battle rages on
11) Lazy
12) Don Ayrey's solo (incluyendo alma llanera)
13) Perfect strangers
14) Space trucking
15) Highway star
16) Contact lost-Smoke on the water
Bises:
17) Hush (introducción: Green Onions)
18) Drums solo
19) Bass/drums - Bass solo
20) Black Night

Texto: Luigi D'Angelo (Director de Radio La Mega 99.5 FM)

Fotos: Virgilio Almerón y Luigi D'Angelo

 
     
 
Leer más crónicas